The Open Road (1924-26) es uno de los primeros vídeos en color sobre la ciudad de Londres en los años 20. La película fue grabada por Claude Frisse-Greene (1898-1943) quien realizó una serie de relatos de viajes para promocionar la ciudad. La técnica empleada Biocolor, una nueva forma de tomar imágenes en color con la cual había experimentado su padre, el fotógrafo William Frisse-Greene (1851-1921).

Friese-GreeneC&W

William Frisse-Greene con su hijo Claude

La película recoge el ambiente de la ciudad de Londres, sus calles, monumentos, el tráfico, la gente en movimiento… y todo con una gran naturalidad. Es un film en donde vemos que la ciudad no ha cambiado en su actualidad, a pesar de haber sufrido en 1944 los bombardeos de la II Guerra Mundial. Igualmente es un film en donde podemos ver la moda del momento en la ciudad así como el tipo de vehículos que se utilizaban, en donde el autobús de 2 pisos ya era más que una marca nacional.

Las primeras tomas se abren con una calle cerca del Puente de Londres siguiendo con imágenes del río Támesis desde dicho puente en donde se aprecia la fortaleza de la Torre de Londres. Continúa con tomas del observatorio de Greenwich, el tráfico rodado desde London Bridge, el Whitehall o Trafalgar Square. Del Hyde Park también graba la entrada (cuando los automóviles podían pasar), Marble Arch, Kensington Garden o la estatua de Peter Pan. Después se entretiene en realizar varias tomas de la masa de hombres que pasean por Petitcoat Lane Market o el juego de cricket en el estadio The Oval. No falta el cambio de guardia grabado en el Palacio de St. James o los paseos a caballo en Rotten Row. Finaliza la película con unas tomas del Parlamento de Londres y un retrato del propio autor de la película.

El año pasado, el cineasta Simon Smith, cogió su cámara y durante 6 meses reprodujo las mismas tomas que se habían grabado en 1927 y reproducidas en el siglo XXI. Es sorprendente cómo a pesar del tiempo, muchas imágenes apenas han cambiado.

Es una fascinante película que nos lleva a través de la máquina del tiempo al Londres de los años 20.

Advertisements